Pollo guisado con verduras

Pollo guisado con verduras

El pollo guisado con verduras es una receta típica de abuela. Además, como casi todos los guisos, es muy económico de hacer. También es fácil y se hace de forma relativamente rápida. En cuestión de menos de un par de horas lo tendrás listo. Aunque en realidad tan solo necesitarás “prestarle atención” durante los primeros 20-30 minutos. Después es tan sólo dejar cocer. Lo mejor que tienen este tipo de recetas es que, con una pieza de pollo, podrán comer varias personas. Y es más, podrás guardarlo de un día para otros. Hay quien dice que incluso está mejor. Para preparar esta receta de pollo guisado con verduras necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Un pollo entero o 6 muslos de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 200g de tomate triturado
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • perejil picado
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1l de caldo de pollo
  • aceite de oliva
  • Sal y pimienta

 

1.- Cortamos el pollo, si lo tenemos entero. Quitamos las pechugas y los muslos del pollo de la carcasa y la reservamos. Si tienes muslos de pollo, obviamente no es necesario que realices este paso. Lo bueno de hacerlo con un pollo entero, es que puedes hacer un caldo con la carcasa, cubriéndola de agua y dejándola cocinarse a fuego suave durante 1 hora. Obtendrás un delicioso caldo que podrás aprovechar para después.

2.- Salpimentamos el pollo. En una cazuela alta, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar a fuego fuerte. Una vez caliente añadimos el pollo y lo sellamos por todas sus caras. No es necesario cocinarlo por dentro. Tan solo, sellarlo y que se tueste un poco por su cara exterior

3.- Una vez haya cogido algo de color, lo retiramos y bajamos el fuego. En el mismo aceite que hemos cocinado el pollo añadimos la cebolla, los pimientos y los dientes de ajo, todo bien picado. Salpimentamos y dejamos cocinar unos 5 minutos a fuego suave, removiendo con frecuencia.

4.- Pasado el tiempo, añadimos el tomate triturado y las hojas de laurel y mezclamos con el resto de ingredientes. Cocinamos unos 10 minutos más.

5.- Cuando el tomate haya reducido a más de la mitad, añadimos el vino blanco y dejamos cocinar hasta que casi se haya evaporado todo el líquido. Unos 3 minutos más

6.- Volvemos a añadir el pollo a toda la preparación y mezclamos bien. Después, cubrimos con el caldo del pollo. Si no tienes caldo puedes emplear tan solo agua. Dejamos cocinar a fuego medio durante unos 40 minutos más, hasta que el pollo esté tierno y se hayan entremezclado todos los sabores.

7.- Servir con generosa guarnición de verduras y espolvorear con perejil picado





Related Posts

Leave Your Comment